Funciones e importancia de la cimientación

Funciones e importancia de la cimientación

Qué es y para qué sirve la cimentación en construcción

Funciones e importancia de la cimientación

Autor: Euge
Qué es y para qué sirve la cimentación en construcción
Una buena construcción dependerá, como primera medida, de buenos cimientos. De ahí la importancia de conocer todo sobre cimentación.

Qué es la cimentación

La cimientación, la colocación de los cimientos de una construcción, es el nombre que recibe el conjunto de elementos colocados en el terreno sobre los que se asienta la estructura. Su misión es la de soportar las cargas y asegurar que la estructura reciba iguales presiones y fuerzas en todo su despliegue, transmitiendo las cargas y fuerzas de la tierra para su mejor distribución.

 

Como bien lo dice la frase, una buena construcción dependerá, como primera medida, de buenos cimientos. Estos son la base de a construcción: una mala o pobre cimientación es un augurio de un futuro poco promisorio para toda la estructura.

 

Para qué sirve la cimientación

La cimientación debe asegurar una distribución pareja de las cargas y fuerzas, y una base nivelada a la perfección para que la estructura no se vea, luego, comprometida por pesos mal distribuidos ni exigencias en pilares o en cualquiera de las partes de la construcción.

 

Para la existencia de una buena cimientación, también se debe contar con un terreno bien preparado. El terreno (la parcela de tierra sobre la que se construye) ha de estar también nivelado, y principalmente bien asentado, contando con la composición correcta para evitar que los azotes meteorológicos y las condiciones climáticas y ambientales lo hagan ceder y perder estabilidad. El suelo puede complementarse con rellenos, y también puede “pisarse”, que es presionarlo con pesos y golpeteos para compactar sus contenidos, haciéndolo así más firme.

 

Funciones de los cimientos

Además de soportar las cargas y distribuir las fuerzas de la estructura, los cimientos han de ser fuertes y resistentes para no romper por cortante. Esto es el resultado de tensiones mal divididas: movimientos telúricos, sismos u otros similares podrían provocar tensiones y fuerzas que amenazan con cortar los cimientos.

 

Otra de las funciones de los cimientos es la de distribuir las tensiones y la flexión de toda la estructura: el cimiento, aunque sólido, debe “moverse” en conjunto con el terreno. Al acompañar al terreno en sus movimientos, en lugar de imponerse estático, se evita las rupturas por cortante y los quiebres estructurales. También los cimientos procuran aislar a la construcción de las características propias del terreno, como las humedades, la circulación de aguas sub-superficiales y demás.

 

Tipos de cimentaciones

Cimentación superficial

También llamada “directa”, que se apoya sobre la capa de terreno superficial (o apenas por debajo del nivel) creando una base plana a partir de la cual se erige la construcción. Es la elegida para construcciones rápidas en terrenos y climas más estables. Se clasifican, asimismo, en cimentaciones ciclópeas (para terrenos cohesivos, formada con hormigón fortalecido con piedras), zapatas (para elementos puntuales, como pilares o muros portantes, en bloques independientes con encofrados) y losas de cimentación (placas flotantes que se apoyan en el terreno).

 

Cimentación semi profunda

Son los “pozos de cimentación”, usadas a veces bajo agua. Elegidas para muros de contención, arcos, micropilotes y otras. Se ubican a poca profundidad dentro del terreno.

 

Cimentación profunda

Es la cimentación más resistente y mejor preparada contra el esfuerzo cortante. Se coloca a gran profundidad, dando más firmeza a la estructura. Entre sus métodos más habituales, están los pilotes y las pantallas.

 

El material de construcción de la cimentación dependerá del tipo elegido, del terreno, y también de las necesidades que las condiciones de construcción indiquen. El cemento y el hormigón, simple y armado, son los amplios favoritos, en diversas técnicas que pueden incluir encofrados, mallas metálicas y otros, de acuerdo a la resistencia necesaria en la zona de construcción.

Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer y Compártelo por las Redes Sociales ahora!
Qué opinas sobre el contenido de este artículo?
Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a Funciones e importancia de la cimientación
Paneles térmicos auto-portantes
Si necesitas un lugar con aislación térmica, los paneles térmicos auto-portantes cumplirán su cometido a la perfección. Ésta y otras ventajas las veremos en esta nota.
Los diferentes tipos de pisos para la vivienda
La elección del revestimiento de piso no sólo atiende a cuestiones estéticas y económicas, sino a su mayor y mejor provecho. Aquí veremos un listado completo con las opciones disponibles para un vivienda.
Usos de la malla de fibra de vidrio
A la hora de construir, la malla de fibra de vidrio tiene muchas ventajas, las cuales puedes conocer en esta nota.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con Funciones e importancia de la cimientación. En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
Indice(450 artículos)
Buscador
Funciones e importancia de la cimientación
Imagen ilustrativa del artículo Funciones e importancia de la cimientación
Para la existencia de una buena cimientación, también se debe contar con un terreno bien preparado
Versión para imprimir
Versión de Funciones e importancia de la cimientación sin imagenes o enlaces para una mejor impresión.
Otras secciones
Dentro de Ideas Para Construir
  Inicio de Ideas Para Construir