Techos anti derrames de hielo

Cómo solucionar la acumulación de hielo en los techos
En zonas muy frías, el hielo y la nieve acumulada en los techos es realmente un problema. ¿Cómo solucionarlo?

El problema de la acumulación de hielo en los techos

En las zonas de clima húmedo y frío, la acumulación de hielo puede ser una verdadera amenaza para las obras. En especial en toldos y techos de bajo soporte: debes procurar diseñar un sistema que ayude a que el hielo y la nieve acumulada escurra adecuadamente, para prevenir los derrames.

Consideramos derrames de hielo a las formaciones que se acumulan en los contornos de las superficies, como en techos, creando conos o estalactitas que representan un grave peligro para la personas y los animales. Además, ya que el hielo se fija antes de poder escurrir, crea un enorme peso que puede tumbar cualquier estructura al piso, o también deteriorarla con desconches, roturas, daño de tejas y molduras y, por si fuera poco, atrapa humedad que podría causar el desarrollo de moho y hongos, peligrosos para la salud de los habitantes y visitantes de esa vivienda.

Las canaletas de lluvia regulares no son suficiente para solucionar este inconveniente, pues el hielo se fija a una velocidad bastante acelerada y, al hacerlo, aumenta su volumen y peso, pudiendo rajar o descolgarlas . El problema está en la diferencia de temperaturas: al nevar o llover con mucho frío, el hielo y los copos se acumulan sobre los techos; la temperatura de la superficie, más alta, ayuda a derretir el hielo y a escurrir ese líquido, mientras que el clima frío en extremo vuelve a congelarla ni bien abandona la masa fría. Y ya que la nieve es un aislante muy efectivo, el problema se multiplica cuando hay más acumulación de nieves en los techos y superficies, en un ciclo bastante problemático. Así, se crean efectos muy llamativos, y también muy peligrosos que debemos aprender a controla.

Cómo prevenir la acumulación de hielo

Una buena solución es crear canales que permitan el adecuado escurrimiento del agua sobre el techo, mediante desniveles y texturas en la superficie y el uso de materiales fríos en la capa exterior del techo. También es fundamental controlar la temperatura del mismo, ventilando áticos y otras zonas propensas a la acumulación de cortinas de hielo y rebalses.

Por debajo del revestimiento exterior del techo se debe crear canaletas de ventilación de aire frío, que eviten que la capa extrema exterior tome la temperatura de la estructura, producto de fuentes de calor y otras.

Esta canaleta de ventilación, abierta al exterior, debe crearse por encima del revestimiento térmico del cielorraso del ático (o de la habitación correspondiente), con al menos 5 centímetros de espacio y con rejillas que eviten el ingreso de suciedad, y también de agua o nieve, con pequeñas cornisas y molduras o ingletes especiales en los extremos de los materiales.

Crea barreras de contención térmica en torno a la vivienda, como árboles altos y frondosos que eviten el frío extremo en torno a la propiedad. Estas barreras verdes cortan el aire frío y propician un microclima alrededor y por encima de la vivienda, evitando así que el agua escurrida vuelva a congelarse tan rápidamente.

Cómo solucionarlo cuando ya hay acumulación

  • Nunca intentes pararte debajo de un derrame de hielo para quitarlo: estos conos son extremadamente peligrosos, afilados y muy pesados. Mejor, retira la nieve y deja que se caigan por su cuenta, o golpéalos suavemente a la distancia, para no ponerte en peligro.
  • Asegúrate de quitar la nieve acumulada en los techos, en especial luego de las mayores nevadas de la temporada. Cuanto menos nieve haya acumulada, menor será la diferencia térmica y menos propensa será la estructura de sufrir derrames de hielo. Puedes confeccionar rastrillos con mangos largos para hacerlo fácilmente, desde el piso, sin ponerte en peligro al limpiar el techo.
  • Luego de retirar la acumulación de nieve rocía las tejas, el techo o las canaletas y desagües con cloruro de calcio u otros productos capaces de derretir la nieve en su capa superior. Según la condiciones de tu ciudad, también puedes usar cloruro de sodio, pero esto puede oxidar y afectar superficies metálicas y otras.
Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer y Compártelo en tus Redes Sociales ahora!
Qué opinas sobre el contenido de este artículo?
Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a Techos anti derrames de hielo
Tipos de cubiertas en construcción
Te contamos algunas opciones a la hora de diseñar las cubiertas o techos. Materiales y características de cada una.
Cómo aplicar correctamente la masilla para madera
La masilla para madera es ideal para tapar huecos e imperfecciones en muebles. Te enseñamos cómo crearla y usarla en la reparación.
Climatización de piscinas
Para disfrutar la piscina durante todo el año, nada mejor que contar con un sistema de climatización. Te contamos las distintas opciones y otros consejos para mantener el agua cálida.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con Techos anti derrames de hielo. En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
Indice(451 artículos)
Buscador
Techos anti derrames de hielo
Imagen ilustrativa del artículo Techos anti derrames de hielo
En las zonas de clima húmedo y frío, la acumulación de hielo puede ser una verdadera amenaza para las obras
Versión para imprimir
Versión de Techos anti derrames de hielo sin imagenes o enlaces para una mejor impresión.
Otras secciones
Dentro de Ideas Para Construir
  Inicio de Ideas Para Construir